MEXICO: road trip a Guanajuato

Viajes

This post is available in: en

Hola chicas!

Como les comento siempre, viajar es una de las actividades que más llenan mi alma. Como parte de mi esencia, siempre estoy planeando el próximo destino y sobre todo cuando son destinos nuevos. En otras ocasiones había visitado México y siempre me ha encantado, pero a la Ciudad de México nunca había llegado más allá del aeropuerto al hacer escala en tránsito a otro destino. En esta ocasión, logré salir del Benito Juárez y recorrer la ciudad con mayor densidad de América Latina.

En nuestro primer destino decidimos desplazarnos desde Ciudad de México hasta Guanajuato por tierra. Preferimos arriesgarnos y aprovechar la libertad de llevar el auto por encima de la tranquilidad que da el desplazarse en un tour o por lo menos en un autobús. No encontré mucha información y por eso quiero compartirles mi experiencia, ya que me hubiera encantado que alguien me hubiera explicado qué estábamos por hacer.

Nosotros no queríamos depender de horarios y cronogramas, así que recorrimos casi 350 km mientras escuchábamos la discografía de Luis Miguel, para compensar las ansias que le deja a uno Netflix por sacar sólo un capítulo por semana.

El caos vial en la ciudad es algo de otro mundo. Definitivamente es un componente muy importante a valorar, porque como turista debes estar súper concentrado para no perderte, ya que en ocasiones la red es compleja y no siempre se ven la señalización, y a la vez estar atento de no ser parte de un choque porque los conductores llegan a ser bastante agresivos en su manera de manejar. Sin embargo, con WAZE logras llegar a donde quieras!

Al incorporarse en la carretera federal,  el sistema se vuelve súper sencillo y amigable. Recorrimos parte de los estados de Hidalgo y Querétaro hasta llegar a Guanajuato. Debes pagar en efectivo en varias estaciones de cobro, que llegan a sumar como 400 pesos (1,200 colones).  El es un relieve bastante plano, sin montañas en el horizonte, con una vegetación súper árida, con rocas y cactus. Vimos campos sembrados de ágave (planta de la que extraen el azúcar para elaborar tequila) y otros con vacas, cabras y ovejas.

El viaje que dura poco más de 4 horas se vuelve largo y sobre todo monótono por la simetría del camino. Sin embargo, como medida de seguridad se recomienda detenerse solamente en lugares de cadenas de marcas reconocidas. A lo largo del camino existen estaciones de descanso con gasolineras, baños y tiendas de conveniencia.

Otro tema muy importante a valorar si decides viajar en carro particular, es el estacionamiento. Si visitas una ciudad histórica como Guanajuato, lo mejor que puedes hacer es reservar un hotel ubicado en el área central, para estar cerca de las principales atracciones, poder recorrer la ciudad caminando y además poder hospedarte en un edificio histórico. En estos casos, este tipo de hoteles son pequeños y no poseen estacionamientos dentro de sus instalaciones, por lo que debes encontrar una medida alterna.

En Guanajuato decidimos hospedarnos en el hotel Edelmira. Posee las características de cercanía que les comento pero su interior ha sido renovado con las exigencias vigentes de comodidad para sus huéspedes. Ellos te dan la opción de estacionarse de manera gratuita en otro hotel de la misma cadena, a las afueras de la ciudad, y de ahí tomas un taxi que te llava en 15 minutos por 40-60 pesos (1,200-1,800 colones).

La otra opción es estacionarse en la ciudad, en alguno de los estacionamientos públicos. Existen bastantes y tienen tarifas diarias. Sin embargo nosotros preferimos optar por la primera opción porque Guanajuato posee una particularidad en su configuración que nos intimidó al llegar.

A causa del crecimiento de la ciudad y de las inundaciones que sufrían, desde finales del siglo XIX se ha construido una red de calles subterráneas a través de 23 túneles que llegan a sumar 8 km. Al cruzarlos te sientes en un laberinto, y al estar bajo este tipo de estructuras puedes perder la señal del GPS fácilmente.

Recorrer estos túneles me resulta extraordinario, pero en una primera visita definitivamente preferí hacerlo de manera guiada por el taxista.

Si decides hacer un road trip te doy estos tips que me han servido:

  • Llevar algo de tomar, ojalá agua.
  • Agrega algo para comer en el camino y así evitar muchas paradas (nosotros siempre llevamos opciones dulces y saladas, esta vez hasta nos prepararon unas tortas mexicanas!)
  • Llena el tanque de gasolina al salir para evitar complicaciones en caso que las estaciones no aparezcan a la velocidad que esperabas.
  • Lleva cargadores o cables para no descargar tu celular y/o tu GPS.
  • Lleva un dispositivo para escuchar música, iPod, CD, porque al recorrer distancias largas las señales de radio e internet en ocasiones desaparecen.
  • Además debes llevar dinero en efectivo para las estaciones de cobro de peaje.

Espero que te sirvan mis consejos si deseas emprender este viaje u otro similar.

un abrazo,

Valeza

También podría gustarte