un check en mi bucket list: Teotihuacán

Viajes, Wellness Journey

This post is available in: en

Hola chicas!

Yo continuo con mis recorridos por México, esta vez ya llegamos al Estado de México. Para quienes no me conocen tanto, soy arquitecta y entre mis cursos favoritos quizás sean los de Historia de la Arquitectura. De hecho durante varios años fui asistente en el curso que se enfoca en la arquitectura precolombina de América Latina.

El tiempo que disponíamos en la ciudad era limitado, entonces nos toca escoger prioridades. Definitivamente poder conocer una de las mayores ciudades prehispánicas de Mesoamérica fue un check en mi bucket list: Teotihuacán. Si no has escuchado del sitio, es una zona de monumentos arqueológicos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1987, y se ubica a 70km de la ciudad de Distrito Federal.

El complejo se define a partir de un eje principal de 40m, la calzada de los muertos. Sus principales edificios son las pirámides del Sol (63m de altura) y la Luna (45m de altura). Adicional a ellas se ubican edificios destinados a templos, palacios y casas. Poder recorrer un espacio tan lleno de mística, relamente llega a ser abrumador. Independientemente de que te guste la arquitectura o la historia, es impresionante poder subir todos los escalones y alcanzar la cima de una pirámide.

Uno de los objetivos de haber empezado a hacer ejercicio de manera regular desde enero es poder disfrutar de este tipo de experiencias sin preocuparme por mi condición física, de la duda de si podré o no llegar. Sin embargo, el día que visitamos el centro arqueológico fue un poco frustrante para mí porque estaba bastante resfriada y me costaba respirar.

De todas maneras llegué, caminé, subí y bajé, a pesar de estar un poco mareada en la cima por la congestión y la altura del emplazamiento (2300msnm). Definitivamente hubiera sido mucho más dificil si mis piernas y pulmones no hubieran estado en la condición que he alcanzado en estos meses. El haber podido sentirme inmersa en una ciudad tan importante, que existió entre los años 100 a.C. y 1150 d.C. ha sido una experiencia súper especial en mi vida y es algo que deberías hacer si visitas la zona.

Si vas a visitar Teotihuacán te recomiendo tener en cuenta lo siguiente:

  • Vas a caminar bastante, es decir lleva zapatos cómodos. Yo llevé mis tenis nike de correr (nunca he corrido pero el hecho es que son súper cómodas).
  • Vas a estar al aire libre por mucho tiempo, es decir usa bloqueador y sombrero. Recuerda que el bloqueador lo debes aplicar en toda la piel expuesta, no solamente en la cara. Nosotros terminamos con los brazos rojos.
  • Al ser un centro arqueológico hay mucho polvo. Este punto es importante si usas lentes de contacto y/o tienes alergias. Yo llevaba lentes oscuros y pañuelos (estaba resfriada, sino no creo que me hubiera afectado).
  • En cuanto a la ropa, pensé en llevar jeens y camisa de mangas largas arrolladas porque me protegen del sol y me permiten estar tranquila en el sentido de que no se van a romper fácilmente si me siento o incluso si me caigo.
  • Debes limitar lo que lleves para no andar peso extra: botella de agua, algún bocadillo, celular para tomar fotos y dinero en efectivo si deseas algún artículo de recuerdo (tienen desde adornos hasta joyería).

Espero que les sirvan mis consejos y que se antojen de visitar el sitio.

un abrazo,

Valeza

También podría gustarte